martes, 30 de septiembre de 2008

La Clandestina y sus Policarbonados




Desde hace ya casi un año, Carlos, Mariano y Shara, me han dejado meter las narices en su proyecto y yo soy la que tiene que decir gracias. Gracias por hacerme recuperar las ganas de leer, gracias por limpiarme de telarañas los huecos del cerebro, gracias por ayudarme a recuperar las ganas de realizar mi trabajo, gracias por compartir conmigo ideas, personas y circunstancias.
Carlos: Sigo pensando que nos hemos dedicado poco tiempo.
Mariano: Nos hemos dedicado más tiempo y eso es un tesoro que ya nadie me va a robar (y lo que nos queda).
Shara: De las ocho horas diarias, los diez minutos de intimidad son los que merecen la pena, ¿verdad?

Muchos besos para trío y gracias a vosotros.

3 comentarios:

Mariano Zurdo dijo...

Y el que nos queda por dedicarnos, que lo sepas. Y sí, es una amenaza.
Besitos/azos.

Jovekovic dijo...

Pues yo digo que el libro os quedado muy bien y muy resultón. Por cierto, dedicaré estos días a leerlo.

mexileña dijo...

Jo, que estoy yo mu sensible, esto no vale…
Efectivamente, esos 10 minutitos son valen oro…
Besos guapa, y gracias a ti, eso siempre…