viernes, 20 de febrero de 2009

Miedo


Miedo. Miedo a tener miedo. A estar sola. A la multitud. A ser feliz. A que mi mirada te aparte. A soñar. A que en sueños tenga miedo. A volar. A la parálisis que genera el miedo. A las cosas que acaban. A las cosas que deseo que empiecen. A la violencia. A la injusticia. A la desigualdad. A perderte y a buscarte. Miedo. El miedo es la ausencia de felicidad. "La felicidad es la ausencia de miedo" (Punset dixit).


Por arte de birli birloque esta noche estaba en La Habana, con un grupo de trabajo. Tenía que volver a mi casa para lo que necesariamente debía coger un avión. En mi sueño decidía renunciar a toda mi realidad sólo por no tomar el dichoso aparato. Imaginaba en mis sueños volar sobre el océano con unas imágenes preciosas pero el miedo me paralizaba. No era capaz de regresar a Madrid ni de disfrutar de La Habana.


No descanso ni en sueños.

16 comentarios:

Belén dijo...

Bueno, miedos tenemos todos querida mía... si te contara los míos no pararía... ;)

besicos

Estilografic.blog dijo...

Yo creo que el problema no está tanto en el miedo, sino en la capacidad o incapacidad que tenemos para enfrentarnos a él. Y si otros son capaces de superarlo ¿por qué no tú?

marisa bop dijo...

Desde siempre tengo etapas de angustia y miedos. No siempre son concretos. Casi nunca los comparto y casi siempre los supero. Creo que no se me nota mucho y siempre sobrevivo. Esta es la primera vez que los comparto y parece buena terapia.
Muchos besos para ambos dos.
Eso sí, con sainetes como los de Estili facilitan la jugada :P

marisa bop dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jovekovic dijo...

Es muy buena terapia si te alivia compartir esos miedos tuyos por etapas, cosa que está bastante más generalizada de lo que crees. Y te lo digo en primera persona ( estamos más definidos por nuestros miedos e incertidumbres, que por nuestros momentos de coraje y nuestras certezas)

Mil besos, editora mía.

marisa bop dijo...

Mil besos, Jove. Aunque últimamente no tenemos mucha comunicación sigo con lo tuyo. Va a quedar de lujo.

Mariano Zurdo dijo...

Aquí tienes un voluntario para abrazarte si hace falta y durante todo el tiempo que te haga falta.
Besitos/azos

Jovekovic dijo...

Tengo en ti una confianza ciega,y además de eso, te abrazo más que Mariano. Besos***

Carlos Añejo dijo...

Yo tenía miedo a poner un comentario y... ya ves... miedo superado.

Vaya, ahora estoy envalentonado. Voy a ponerte 1024 más.

marisa bop dijo...

Mariano y Jove, gracias por los abrazos, realmente son de gran ayuda.
(¿Recuerdas Mariano una postcena de empresa que acabamos todos abrazóndonos para "recuperar la cultura del abrazo"? - Está claro que lo que hace el vino no lo hace el agua)
Añejo, encantada estoy de que comentes. Una y mil veces.
Besitos a todos.

Irreverens dijo...

mmm... espero que esos miedos se hayan quedado en La Habana.

:)

Algún día he entrado en esta, tu casa, pero como una no tiene tiempo para todo, pues no he comentado.
Hoy me ha parecido de buena educación dejar un "hola", así, con todas sus letritas.

marisa bop dijo...

Hola Irre, ¡qué ilusión me hace que estés por aquí! Yo también te leo pero el pudor me ha podido y por eso no comento. Lo superaré, igual que mis miedos.
Un beso.

Irreverens dijo...

¿¡Pudor!? ¿de qué?
:O

¡Vaya par de dos!
XD

Anónimo dijo...

El miedo es algo exquisito. En esos momentos te paralizas, es como si ya estuvieras muerto, cinco minutos antes de que la puerta se abra.

Anónimo dijo...

El miedo es algo exquisito. En esos momentos te paralizas, es como si ya estuvieras muerto, cinco minutos antes de que la puerta se abra.

marisa bop dijo...

Ciertamente la versión cinematográfica o literaria del miedo se puede calificar de exquisita pero cuando se instala en las cosas cotidianas es terriblemente incómoda.
Gracias por el comentario, Anónimo.