lunes, 9 de febrero de 2009

"Io vinco sempre, sono condannato a vincere"


“Un hombre hecho a sí mismo”. Así me conoce el pueblo. Me siento bien. ¡Qué buen trabajo ha hecho mi cirujano, ni una bolsa en la cara. Tendré que pensar en hacer de él un buen ministro de sanidad. No se puede decir lo mismo del cabrón que me hizo el transplante de pelo. Quizá debería pensar en instaurar la pena de muerte, por cabrón. ¿Qué precio tendrá cada uno de los seis pelos que se me han caído hoy?
Hoy he sabido que Pasqualina tiene un cáncer terminal. Mira que era puta. Lo que me hizo disfrutar hasta que vino con el cuento ese del embarazo. Nunca supe si se lo quitó de encima o si vive ese pequeño bastardo. Me da igual.
Hoy tengo reunión con un representante vaticano. Temas del día: el aborto, la eutanasia.
La cosa está clara. Cada uno tiene lo que merece. Y a mí me ha votado el pueblo.

8 comentarios:

marisa bop dijo...

Él tiene el poder pero muchos "razonan" así. Hombres libres que niegan la existencia de aquello que interrumpe su carrera. Mundo de locos.

Jovekovic dijo...

Seguramente al Cavaliere le pasan por la cabeza cosas muy parecidas a las que has escrito.
Salud!

Mariano Zurdo dijo...

Una vez la parodia y la caricatura se parece como dos gotas de agua a la jodida realidad.
Besitos/azos.

Belén dijo...

Puedes hablar con ese señor?

dale recuerdos de mi parte, y dile que espero que no caiga en coma...

Besicos

marisa bop dijo...

Yo os prometo que sigo sin dar crédito a las noticias que vienen de Italia. Nuestra clase política "guarda las formas" pero... ¿hasta cuándo?
Besos a todos.

Estilografic.blog dijo...

Después de haber estado este verano en Italia, me vine con la sensación de que el país va hacia la deriva. Supongo que mucha culpa la tiene este señor y otros muchos que le ríen las gracias.

marisa bop dijo...

Hermoso país que elegido como poder lo peorcito de cada casa. Aquí tuvimos un intento, nuestro gran Gil y Gil. Lástima, era feo y soez y, en estos casos, la estética es lo primero. Y si no, véase las ministras italianas.
Peno por Italia pues amo su cultura, su lengua, sus ciudades, su forma de ver la vida, amo a Moretti con su eterna Vespa, Amarcord, a la Loren, a Mastroianni...
Menos mal que los gobiernos son como las crisis, pasajeros. Al menos eso espero.
Un beso, Stili.

Mariano Zurdo dijo...

¿Es aquí donde no hace mucho tiempo escribía una retocadora de palabras?
Es que me gustaba leerla, lástima...