viernes, 6 de noviembre de 2009

Metroexperiencias

Yo sólo leo en los trayectos en metro, no tengo tiempo para mucho más pero he conseguido una concentración tal que no soy capaz de recordar cómo he logrado llegar a mi destino sin apenas levantar la vista del texto. Después de unas semanas de lectura intensa (Almudena Grandes, Bolaño y tres textos no publicados pero muy interesantes), hoy he decidido coger el periódico gratuito e intentar relajar mi mente. Dentro del diario venía un folleto publicitario y me he sorprendido a mí misma ojeándolo con la misma intensidad que cuando leo un libro.
Habitualmente, cuando leo novelas (es lo que más leo), procuro ponerme en la piel de los protagonistas e intento vivir con la misma intensidad que ellos lo que el autor va narrado. Los aires difíciles me han dejado extenuada emocionalmente y Bolaño me ha dejado el cuerpo molido. Me encanta esa sensación.
Como iba diciendo (que se me va el hilo) esta mañana comencé involutariamente a devorar el folleto publicitario. De repente caí en que no tenía pantalla de plasma, ni licuadora, ni freidora, ni sandwichera, ni robot de cocina que me los buenos días. Mi móvil es antediluviano (aunque me sigue permitiendo lo que quiero, vaya, hablar por teléfono), no tengo PSP, ni Wii, ni cámara para grabar vídeos, ni e-book... Por un momento me he sentido un ser muy pobre y desdichado. ¿Serán esos aparatos lo que me falta para una vida perfecta?
Menos mal que, una vez llegada al zulo laboral, las aguas ha vuelto a su cauce. Tampoco hoy recuerdo el camino que me ha llevado hasta allí pero he salido por las puertas de Urende sin caer en la tentación. Tampoco hoy iré al centro comercial. Necesito empezar de nuevo un buen libro.

6 comentarios:

Wen dijo...

Sí... eso iba a decir... coge otro libro cuanto antes.. que los folletos esos es que son contagiosos !! Miedo me dan ! Y los periódicos gratuítos son mortales, directamente :D
Afortunadamente aquí en mi pueblo no reparten de esos... :D ( periódicos, folletos sí )

marisa bop dijo...

Pues donde yo cojo el metro habría que ir con carrito para poder tener un ejemplar de cada cosa que reparten. La próxima vez me pondré guantes porque además, casi todo destiñe.
Un beso, hermosa, y que pases un buen fin de semana laaargo.

Belén dijo...

Qué es una Psp?

Y no, yo con mis libros voy muyyyy contenta :)

Besicos

La Clandestina dijo...

Ya sabes que tenemos el mismo móvil, así que...

marisa bop dijo...

Belén, así dicho parece una bebida gaseosa. Yo también he vuelto hoy a mis libros y... no hay color.
Un besico.

marisa bop dijo...

El mismo móvil, uhm... el mismo objetivo, el mismo arma. Tendremos que acordar la coartada.

Otro besico más.