jueves, 20 de noviembre de 2008

Como el hilo negro

Imagen tomada de http://64dillydally.blogspot.com/
Hoy me han despertado dos frases. “La CEOE propone una flexibilización del despido para que salga más barato y, con los recursos sobrantes, se puedan contratar nuevos trabajadores”. Hay que ser retorcido para llegar a esta conclusión. “Es que siempre se arrima al sol que mal calienta” (literal) es lo que decía una señora sesentona a sus amigas sobre otra ausente. Parece ser que la criticada se hacía la remolona a la hora de pagar las meriendas y, con el dinero reunido, se marchaba a Benidorm con su marido. Ha debido ser el traqueteo del tren el que me ha mezclado las dos frases en la cabeza. Y, efectivamente, lo que me sale es que vivimos en un sistema económico regido por soles pírricos que calientan menos que el sol de hoy en Madrid. Si “anticuado” es tener ideología ¿qué me decís del planteamiento de CEOE? Es más antiguo que el hilo negro. ¿O es novedad que paguemos siempre los mismos (trabajadores por cuenta más que ajena)?


¿Cuándo reciclaremos de verdad, compartiremos y reventaremos este puto sistema de mercado? Así no tendrán que reunirse para conocer la causa de la crisis. No quieren que tengamos conciencia de clase y van por buen camino.

No sé que tiene el día pero estoy de mala hostia. Menos mal que hoy nos vemos, Zurdo, así que procura no darme mucha caña.

6 comentarios:

Belén dijo...

Querida... porque los que están arriba les interesa este sistema... y nosotros pues, a poner el culo :)

Besos

Mariano Zurdo dijo...

Me echo a temblar... Bueno, intentaré aplacar tu mala hostia con la mejor de mis sonrisas (a ver si me acuerdo dónde la he puesto).
Besitos/azos.

Jovekovic dijo...

La desfachatez de los empresarios no tiene límites. Después de décadas y décadas aplicando sus desastrosas recetas neoliberales, pretenden que paguen los principales y casi únicos damnificados: los trabajadores y sus familias. Mientras tanto, miles de millones de euros para ayudar a los responsables directos.

marisa bop dijo...

Belén, y porque nosotros no somos capaces de renunciar a lo que ellos llaman el "estado del bienestar". Vamos, tener casa con piscina, un buen coche, unas buenas vacaciones en un lugar del tercer mundo pensando que estamos de aventura... En fin guapa, qué te voy a decir.

marisa bop dijo...

Mariano, me aplacaste tanto que no recuerdo cómo llegué a casa. Estaba molida. Besitos y buen y ajetreado fin de semana.

marisa bop dijo...

Jove, con lo mejor de mi verbo poético: "esto es la polla". Prometo no haberlo dicho).