viernes, 14 de noviembre de 2008

De azares y girasoles


Cuando me emancipé fui a vivir de alquiler a un pequeño apartamento con dos minihabitaciones y varios ejércitos de cucarachas bien escondidos que consiguieron echarme de allí no sin antes batallar, pero ese es otro tema.

Era un lugar acogedor. Las ventanas estaban orientadas al norte, por lo que los rayos de sol no entraban ni un solo segundo. A los pocos días de estar allí me di cuenta que la cocina se iluminaba cuando desayunaba los fines de semana. Yo pensaba que el mundo se había vuelto del revés, el sol buscando al girasol. Me gustaba pensarlo. Al tercer sábado me asomé y pude ver la trayectoria del reflejo del rayo de sol sobre una ventana para finalmente verter sobre mi cara.
¡Qué complicadas son a veces las cosas! Y qué bien resuelven los azares.

Por cierto, qué bonita película Los Girasoles, con Mastroianni y la Loren en todo su esplendor.

7 comentarios:

Mariano Zurdo dijo...

Un comentario simple. Me encantan tus reflexiones.
Besitos/azos

Jovekovic dijo...

Muy buena película. Debió ser un descubrimiento maravilloso.
Besos.

Belén dijo...

:)

La peli, espectacular, tu búsqueda de los rayos del sol, maravillosa.

Besicos, guapa!

marisa bop dijo...

Mariano: Mis reflexiones son tuyas. Lo digo por esa extraña conexión cósmica de nuestras observaciones y razonamientos. Lástima que me haya tocado ser diestra.

Jove: Sí fue un momento metafórico. Recuerdo que en la película 11'09''01, 11 de septiembre, había uno de los cortos dirigidos por Sean Penn sobre un anciano que vivía en un sombrío edificio al lado de las torres gemelas. El día del atentado despierta deslumbrado por la luz que entra por su ventana gracias al hueco que han dejado las Torres. Su alegría es inmensa y lo celebra sin saber el origen del rayo de luz. Cuando vi este corto me acordé de mi misma.

Belén: Así como Jove disfruta de las nubes y los fríos a mí siempre me encontrarás buscando rayos de sol, en sentido figurado y en sentido estricto.

Besos para los tres.

Jovekovic dijo...

Muy cierto, larga vida al otoño.

marisa bop dijo...

Como en casi todo, lo mejor es la alternancia. Sin contraste es difícil disfrutar, ¿no lo crees así, Jove?

Jovekovic dijo...

La verdad es que en otras cosas sí, pero es que yo tengo un punto con los otoños difícil de explicar