viernes, 3 de octubre de 2008

LA PERSEVERANCIA


Escribo esta historia fundamentalmente para que no se me olvide. Mi hija, de cinco años, me preguntó el otro día:

- Mamá, ¿qué es la perseverancia?

Me quedé atónita. Dudé. Y antes de pensar una explicación sencilla le dije bromeando:

- Algo que ni tú ni yo tenemos.

Me respondió:

- Si no lo tenemos ni tú ni yo, entonces no es importante.

Salió de la cocina y se puso a jugar.

5 comentarios:

mexileña dijo...

Jajaja, me parto, pero no sé qué me parece mejor, si la pregunta de la hija o la respuesta de la madre…
Besos!

Mariano Zurdo dijo...

Siempre te lo digo, estás criando un monstruo... XDDD
Besitos/azos.

Belén dijo...

Olé por la nila y los genes de la madre ;)

jajajajajaj

Besicos

Jovekovic dijo...

Atenta, que se nos mete en política.

Mariano Zurdo dijo...

Se confirma que andamos escasos de perseverancia, leches.
¡Actualiza, coño!
Besitos/azos.